Monthly Archive marzo 2020

PorAbogados Laborales Córdoba

CORONAVIRUS. ME DESPIDIERON “POR FUERZA MAYOR” ES VALIDO?

Nos llegan muchas consultas de Clientes que están  siendo desvinculados de sus trabajos bajo la supuesta causa “FUERZA MAYOR” o “FALTA O DISMINUCIÓN DE TRABAJO”

Hay que aclarar que dicha situación, está contemplada en la Ley de Contrato de Trabajo y en el caso de ser probada les permite a la empresa abonar una indemnización equivalente a la mitad de la prevista al despido sin causa.

A nuestro criterio el despido por fuerza mayor es una excepción y su aplicación debe ser restrictiva, ya que el principio que es el de conservación del empleo. En ese sentido, consideramos que el empleador debe adoptar todas las medidas a su alcance para paliar la crisis, que en esta situación que atravesamos es temporaria y tiene un alcance a la fecha de seis días.

Está excepción establecida en la ley no puede ser justificada mediante dificultades económicas, reducción de la producción, disminución de trabajo en general o la recesión del mercado.

Esto se debe a que dichas circunstancias conforman los riesgos propios de la actividad empresarial.

Para poder justificarse tiene que demostrarse que se han tomado medidas destinadas a paliarlo. Se debe tratar de una verdadera imposibilidad de seguir produciendo, nacida de hechos ajenos a la empleadora, con caracteres de imprevisibilidad e insuperabilidad.

Por ello consideramos que en todos estos casos se debe proteger la fuente de trabajo, el principio de la continuidad del vínculo laboral, por lo que las personas que reciban notificaciones de despido de este tipo deberán impugnar las mismas e iniciar las acciones judiciales pertinentes para el cobro de su indemnización conforme las normas que imperan en el derecho del trabajo

 

PorAbogados Laborales Córdoba

CORONAVIRUS. NORMATIVA DICTADA

El brote del Coronavirus (COVID-19), declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que motivara el dictado y adopción de diversas medidas por el Gobierno Nacional y el Ministerio de Salud de la Nación tendientes a mitigar su propagación e impacto sanitario repercute fuertemente en las relaciones laborales y el mercado de empleo.

El 6 de marzo de 2020 se dictó la Resolución 178/2020 (MTEySS) por la cual se otorgó licencia a todos los trabajadores en relación de dependencia, del sector público y privado, procedentes del exterior, que en forma voluntaria permanecieran en sus hogares (art. 1º). Dispuso que dicha licencia no afectaría la percepción de remuneraciones (art. 2º).

El 12 de marzo de 2020 el Presidente dictó el Decreto 260/2020 por el cual, entre otras muchas medidas y en lo que aquí interesa, ordenó el aislamiento obligatorio, como acción preventiva, para infectados de coronavirus, “casos sospechosos”, “contactos estrechos” y de quienes arriben o hubieran arribado de “zonas afectadas” (art. 7º) y facultó al MTySS a establecer condiciones de trabajo y licencias para quienes se encuentren comprendidos en dichas situaciones y a establecer regímenes especiales de licencia de acuerdo a recomendaciones sanitarias (art. 12º).

El 13 de marzo de 2020 se dictó la Resolución 202/2020 (MTEySS) mediante la cual se suspendió el deber de asistencia al lugar de trabajo con goce de remuneración para todos los trabajadores comprendidos en alguna de las situaciones contempladas en el art. 7º del DNU 260/2020 (art. 2º) disponiendo, a su vez, que la dispensa del deber de asistencia en el caso de trabajadores no afectados por sintomatología cuyas tareas laborales puedan ser realizadas desde el lugar de aislamiento implicará la obligación de establecer de buena fe con el empleador las condiciones en que la labor será realizada.

El 16 de marzo de 2020 se dictó la Resolución 207/2020 (MTEySS) por medio de la cual en su art. 1º se suspendió el deber de asistencia al trabajo con goce íntegro de remuneración para los trabajadores mayores de 60 años, trabajadoras embarazadas y trabajadores incluidos en grupos de riesgo (afectados por enfermedades respiratorias crónicas, EPOC, patologías cardíacas, inmunodeficiencias, diabéticos, etc.) disponiendo que si pueden trabajar desde su lugar de aislamiento convengan con su empleador las condiciones (art. 2º). Así mismo dispuso que mientras dure la suspensión de clases se considerará justificada la ausencia del progenitor o responsable adulto a cargo cuya presencia en el hogar resulte indispensable para el cuidado del menor. Dispuso que el trabajador alcanzado por esta dispensa debe notificar al empleador y justificar la necesidad y que este último puede ejercer el adecuado control. Nada dijo en relación al pago de remuneraciones para este último caso.

PorAbogados Laborales Córdoba

DEBER DE SEGURIDAD Y PROTECCIÓN DEL TRABAJADOR (CORONAVIRUS)

Frente a la grave situación de salud que atraviesa nuestro país es bueno recordar lo que expresa la Ley de Contrato de Trabajo en lo que refiere a la seguridad y protección de los trabajadores.

La misma expresa que el empleador debe hacer observar las pautas y limitaciones a la duración del trabajo establecidas en la ley y demás normas reglamentarias. A su vez debe  adoptar las medidas que según el tipo de trabajo, la experiencia y la técnica sean necesarias para cuidar  la integridad física y psíquica de los trabajadores, debiendo evitar los efectos nocivos de las tareas penosas, riesgosas o determinantes de agotamiento , así como también los derivados de ambientes insalubres o ruidosos.

Asimismo está obligado a observar las disposiciones legales y reglamentarias pertinentes sobre higiene y seguridad en el trabajo en pos de cuidar y proteger al trabajador en el desempeño de su tarea.

 

PorAbogados Laborales Córdoba

CORONAVIRUS ¿HAY QUE DARLE LICENCIA AL PERSONAL DOMESTICO?

Son varias familias las que por estas horas, ante las restricciones dispuestas por el Presidente, se encontraron frente a este dilema. ¿Qué debe hacerse con el personal que realiza tareas domésticas y de cuidado durante la indicación de quedarse en casa? La Unión Personal Auxiliar de Casas Particulares expresó es que las personas que realizan tareas de limpieza o cuidado y tienen hijos a cargo, deben recibir licencia y quedarse con sus hijos en casa, tal como lo dispuso la Presidencia, para todos los trabajadores. Lo mismo si la persona tiene más de 65 años.

¿Qué hay que hacer si no responde a ninguna de las dos características? Las autoridades sanitarias señalan que hay que restringir lo más posible los contactos de proximidad durante la cuarentena.

Por eso, es conveniente relevar a estas personas de las tareas domésticas, cumpliendo con el pago de sus  haberes.

Aunque todavía no hay aclaraciones oficiales sobre si las empleadas domésticas tienen que continuar yendo a trabajar o no, entendemos que a los fines de protegernos frente al flagelo del CORONAVIRUS lo recomendable es que el personal doméstico se quede en su hogar.